¡Buenos momentos siempre!

Incluso a pesar de las interminables riñas, desacuerdos y esas escandalosas peleas en los programas de televisión, cuando todo está dicho y hecho nada puede competir ni vencer el tiempo que pasas con tu familia. ¿Cómo podemos hacer para mantener a todo el mundo feliz?

Incluso a pesar de las interminables riñas, desacuerdos y esas escandalosas peleas en la televisión, cuando todo está dicho y hecho nada puede competir ni vencer el tiempo que pasas con tu familia. ¿Cómo podemos hacer para mantener a todo el mundo feliz?

Haz el camino al andar
Hay miles de lugares fabulosos para explorar, desde parques hasta bosques. Una expedición familiar puede ser una gran oportunidad para ponerse al día. Te ayudará a mantenerte en forma y no te llevará a la quiebra. De todas maneras, si caminar no es emocionante para ti, ¿por qué no hacer un paseo en bicicleta o en moto con toda la familia disfrazada? Además de que se la van a pasar increíble, van a ser la diversión de toda la gente que los vea, es más, van a crear una leyenda que durará por generaciones.
La tele grande
Agarra a los niños, compra unas palomitas y consiéntelos frente a la tele grande con una noche familiar de película. Nada te detiene para que hagas una proyección privada en casa. La mejor parte es que no hay obligación de comprar botanas en tu propia sala. Sin embargo, sí es obligatorio limpiar después de la peli, pero les puedes decir eso cuando salgan los créditos, al final de la película.
Humor artístico
¿Quieres probar algo diferente? Una visita al museo o galería local es una buena forma para dejar a tu familia muy inspirada. Puedes animarlos a que traten de hacer algunas cosas artísticas al regresar a casa. Otra opción es visitar a tus padres. Simplemente pregúntales por la historia que se esconde detrás de todas esas reliquias familiares.

¡Buenos momentos siempre!

Unidos por el tablero
Si necesitas una rápida alternativa familiar para jugar juntos, no busques más, con un humilde juego de mesa será suficiente. Disfruta algún clásico como Batalla naval o Scrabble y comparte con tus niños la alegría de que sea otra persona la que suplique clemencia cuando tú los llevas al área de limpieza en un amistoso juego de Monopolio. ¿Por qué detenerte ahí? Crea un cuestionario personalizado de acuerdo con la historia de tu familia. Jugar se convertirá en algo personal.
Pesca un evento
¡A todos les gusta la música, así que váyanse a ver un concierto o una tocada en vivo! Si no quieres que el evento sea más caro de lo que puedes pagar, investiga si hay algún concierto gratuito en tu comunidad. Puede que tengas suerte y encuentres justo el próximo gran evento gratuito, o puede que resulte ser una banda malísima, pero sea lo que sea estarás recordando y contando la anécdota por meses. Si estás con el ánimo aventurero, toma algunos instrumentos musicales y ponte a improvisar con la familia. El karaoke es también otra opción. Nunca es fácil encontrar el tiempo para estar en familia, pero cuando se trata de lavar, pon la ropa en la lavadora y ¡Ace lo hace!