Haz que los niños salgan a jugar

Como madre, sabes que los pequeños de la casa no necesitan una excusa para quedarse dentro. De hecho, muchas veces parece que estuvieran pegados al sillón, así que te pasamos unos consejos para tener diversión al aire libre.
Como madre, sabes que los pequeños de la casa no necesitan una excusa para quedarse dentro. De hecho, muchas veces parece que estuvieran pegados al sillón, así que te pasamos unos consejos para tener diversión al aire libre.
Atardecer perfecto
1. ¿Por qué no darle a los chicos una probadita de la vida a la intemperie con un improvisado campamento en el jardín? Ya que el sol comienza a ocultarse, prepara un picnic antes de que se metan en el saco de dormir. Si de verdad quieres ponerle más diversión al asunto, déjales que armen su tienda de acampar encima del trampolín, si es que quieren. Puedes pretender ser un oso salvaje que les hace un visita nocturna... solo asegúrate de darles un abrazo de oso después del susto.
Mantén el aburrimiento lejos
2. Los juegos de mesa siempre mantienen a los niños entretenidos y no tienen por qué ser necesariamente dentro de la casa. ¡Pon una mesa afuera y qué empiece la diversión! Algunos juegos de mesa pueden incluso llegar a ser más divertidos al aire libre y si no tienes ningún juego a la mano, puedes inventar una actividad tú misma. Por ejemplo: prueba jugar Twister “Al Fresco”

Haz que los niños salgan a jugar

Dedos verdes
3. No hay una mejor manera de que nuestros hijos disfruten el sol que haciendo un poco de jardinería. Pueden conocer las hierbas del huerto, el delicioso sabor del berro o el dulce aroma de la lavanda; pero si no funciona entonces recuérdales que pueden jugar con el barro afuera sin sentirse culpables. Incentivar a los niños a cuidar algunas frutas y vegetales les ayudará también a tener algo para comer después de tanto trabajo.
Panorámicas
4. Saca un papel, un montón de pinturas o una colección de gises que seguro les ayudará a sacar su vena artística. Incluso si deciden dibujar fuera del papel, no será un problema si usas pintura lavable. De hecho, los niños sacarán el pintor que llevan dentro en seguida.
Esto cubre lo bueno y lo malo de divertirse en el sol. Cuando tengas que lavar la ropa al día siguiente, ¡Ace lo hace!