Lee más artículos y otros propósitos para año nuevo

Con el 2015 ya en buen curso, esperamos que sigas manteniendo tus propósitos de año nuevo. ¿Alguien de tu familia hizo una lista?
Con el 2015 ya en buen curso, esperamos que sigas manteniendo tus propósitos de año nuevo. ¿Alguien de tu familia hizo una lista?
En la pista correcta
Empezar a ir al gimnasio no es fácil para todo el mundo. Todos tenemos vidas muy ocupadas y muchas veces el ajetreo diario no da tregua. Para algunos, ir al gimnasio puede parecer una pérdida de tiempo. Es verdad que a corto plazo no nos vamos a inscribir en un triatlón, pero a largo plazo, sí sería bueno tomar o retomar el gusto por el ejercicio.
Dos son multitud
Todos tenemos parte de culpa de perder contacto con nuestros amigos, ya que todos los días nos enfrentamos a miles de distracciones. Aunque no lo creas, dar “Me gusta” a un estado en Facebook de tus amigos no cuenta como una verdadera interacción humana. Así que conviene disponer de tiempo para vernos y ponernos al día con quienes nos quieren y conocen mejor que nadie. Es bueno tener algo divertido por hacer con amistades, aunque sea solo tomar un café en compañía; seguro que te sentirás muy bien después de haber platicado a gusto.

Lee más artículos y otros propósitos para año nuevo

Ten más determinación
...Ya volveremos sobre este punto...
Haz el bien
No queremos decir que saques a la hippy que hay en ti, pero hacer el bien, hace sentir bien. Siempre hay alguna cortesía que puede alegrarle el día a otra persona, no tiene que ser algo grande. Tampoco te estamos diciendo que deberías ir por la calle entregando sobres con dinero a extraños. Puedes empezar con sonreír y hacer un cumplido, cosas así.
Eso sí, si eres pariente de Bill Gates, entregar esos sobres es una buena idea.
¡Tómalo con calma!
Es más fácil decirlo que hacerlo, porque siempre hay causas de potencial preocupación y estrés. Lo que es importante es tratar de tomar decisiones conscientes para enfocarnos en todas las cosas buenas que están a tu alrededor. Puede ser tan simple como escuchar qué tal le fue a tu pareja en su día mientras cenan o, si usas Ace, ¡el aroma y cómo se ve la ropa recién lavada!
¡Qué mejor manera de empezar el año que con ropa limpia! ¡Para un gran lavado… Ace lo hace!